19 February 2015

Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones

Gobierno entregó este miércoles tres carreteras en la región Sur.

Fuente: Departamento de Prensa de MOPC

El Gobierno inauguró este miércoles tres carreteras y una avenida en la región Sur, reconstruidas que en conjunto tienen una longitud de 139.12 kilómetros carril, las cuales impactarán de manera significativa en la economía de los sectores productivos de la zona, en especial el transporte.

 Las obras ejecutadas y entregadas por el Ministerio de Obras Públicas son el tramo Baní-Azua, con una extensión de 49 kilómetros (igual a 98 kilómetros carril), así como las carreteras Pizarrete-Las Barías; Villa Sombrero-Matanzas, y la avenida Fabio Herrera Cabral, todas en la provincia Peravia.

 El ministro Gonzalo Castillo, al pronunciar el discurso central en el acto inaugural, resaltó que los trabajos ejecutados forman parte del programa de rehabilitación y reconstrucción de carreteras que lleva a cabo el MOPC por disposición expresa del Presidente Danilo Medina. 

Explicó que estas cuatros obras viales, fueron ejecutadas por instrucciones expresas del Presidente Danilo Medina, y que durante el tiempo de construcción se crearon cientos de empleos directos e indirectos.

Dijo que las vías que han sido rehabilitadas facilitarán el tránsito vehicular, y contribuyen con elevar las condiciones de vida y seguridad de los residentes en las comunidades que han sido beneficiadas. 

Al referirse a la carretera Baní-Azua, Castillo dijo que "entre los beneficios inmediatos derivados de esta nueva obra están la reducción del tiempo de recorrido al aumentar la velocidad de desplazamiento en 20 kms y  velocidad de desplazamiento más regular, resultando en economía de combustibles, así como ahorros en otros gastos operacionales de los vehículos".

De igual forma, destacó que "uno de los beneficios más importantes es la mayor seguridad que ahora tiene esta vía, para todos los que transitan por ella, dejando en el pasado los acostumbrados accidentes que tanto luto llevaban a las familias dominicanas".

Dijo que han quedado en el pasado los días en que cada vez que llovía se interrumpía el tránsito, por los desprendimientos de los taludes.

"Definitivamente, en esta gestión del Presidente Danilo Medina Sánchez la región Sur se encamina por senderos de bienestar y esperanza".

Explicó que los trabajos en la carretera Baní-Azua incluyeron ampliación del ancho de la plataforma o sección típica de la carretera, de 10.30 a 11.90 metros, y que en cortes y en relleno fueron ampliados ambos paseos de 1.50 a 2 metros.

Castillo dijo también que se construyeron taludes en los cortes con pronunciada inclinación y banquetas de 3 metros de ancho, ubicadas cada 8 metros de altura, así como recubrimiento de los taludes en los cortes más altos con hormigón hidráulico lanzado (gunita).

Se aplicó fresado de la carpeta asfáltica, estabilizando el material con 3% de cemento; construcción de cunetas, limpieza y mantenimiento del sistema de drenaje. El funcionario dijo que la reconstruida carretera constará de dos carriles de 3.65 metros de ancho cada uno, un paseo de dos metros, señalización vertical y horizontal a todo lo largo y ancho de la vía.

Las empresas a cargo de los trabajos fueron las  constructoras Rizek y Pradera Verde, y formaron del parte del programa Multifase, de Rehabilitación y Mantenimiento de Infraestructura Vial; fase Vial I, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 En cuanto a la carretera Pizarrete-Las Barías, de 18.92 Kms carril, los trabajos consistieron en colocación de base, imprimación, asfaltado, construcción de cunetas encachadas, aceras y contenes. Asimismo, en la carretera Villa Sombre-Matanzas, de 12 Kms carril,  se realizaron trabajos de fresado, estabilización suelo-cemento, colocación de base, imprimación, asfaltado y construcción de cabezales.

A la avenida Fabio Herrera, con 10.2 Kms carril, ubicada en el centro urbano de la ciudad de Baní, se le aplicó dos pulgadas de asfalto, está señalizada con pintura termoplástica, y conecta a la carretera Sánchez con el área costera del municipio de Baní.

En la actividad hicieron uso de la palabra la gobernadora provincial de Peravia,  Nelly Mercedes Melo Matos; José Arismendy Tejada Soto, empresario de Baní; el senador Rafael Calderón, y el doctor Lainer Calderón, representante de la comunidad de Azua.

La mesa principal fue ocupada por el ministro del MOPC, Gonzalo Castillo; el padre Duván López, párroco del Buen Pastor; los gobernadores de las provincia de Azua y Peravia, Luis Antonio Vargas Ramírez y Nelly Mercedes Melo Matos.

Asimismo, el alcalde de Baní, Nelson Landestoy; Raúl Rizek, representante de Constructora Rizek; Guillermo Alba, del Consorcio Compreica-Alba Sánchez; Humberto Gobitz, director de Operaciones del Banco Interamericano Desarrollo (BID), y Alejandro Gómez, representante de ese organismo crediticio internacional; los senadores por ambas provincias, Rafael Calderón y Wilton Guerrero, entre otros.

La bendición de la obra estuvo a cargo del padre Duván López, párroco de la iglesia Buen Pastor.

Noticias