02 June 2015

Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones

Carretera Piedra Blanca-Rancho Arriba acorta distancia y costos para quienes la vayan a utilizar

Fuente: Departamento de Prensa de MOPC

Recorrer el trayecto desde Piedra Blanca hasta Rancho Arriba- con una longitud de 27 kilómetros, una vez esté concluida la carretera, podrá hacerse en tan solo 20 minutos. Pero si se enlaza con la ruta Rancho Arriba-Cruce de Ocoa, vía que ya está en uso después de su reconstrucción, será de una hora el tiempo de recorrido hasta este último punto. 

 

El Tramo II -que comprende Piedra Blanca-Juan Adrián-Rancho Arriba, a cargo de las firmas Odebrecht, Constructora Rizek y Coinsa, es una vía que gran parte de su trayecto se construye entre montañas, lo que implica que se erijan taludes y muros de gaviones para asegurarla de los efectos de las corrientes de agua en tiempos de fuertes temporales de lluvias. 

 

El ingeniero Ramón Antonio Pepín, Jefe de Gabinete del Ministerio de Obras Públicas, explicó que esta nueva carretera persigue la integración de dos regiones productivas del país: el Sur y el Norte, actualmente alejadas entre sí, además de mayor capacidad de intercambio comercial, reducción de gastos operacionales, reducción de los tiempos de recorrido en la ruta Cibao-Sur, mayor incentivo al turismo interno, internacional y al ecoturismo. 

 

También, mejores oportunidades al comercio de exportación, incremento para residentes en el Sur en las posibilidades de empleos en zonas francas de Santiago, La Vega, Bonao, Moca, Mao y Puerto Plata. 

 

El tramo Piedra Blanca-Juan Adrián-Rancho Arriba, correspondiente a la fase II del Proyecto para la Reconstrucción y Mejoramiento de la Carretera Piedra Blanca-Cruce de Ocoa, que de conjunto tiene una longitud de 83 kilómetros, a la que se le ha dado un carácter primordial y el objetivo de impulsar y promover el desarrollo de la región. 

 

Asimismo, persigue generar grandes beneficios para los usuarios, al permitir una reducción en los tiempos de recorrido, lo que redundará en ahorro de combustibles, así como incentivar la agroindustria, como es el deseo del Presidente Danilo Medina. 

 

El ingeniero Pepín, durante un recorrido por la obra en construcción, destacó que el MOPC "ha iniciado la construcción de esta majestuosa obra para dar cumplimiento a un compromiso del Señor Presidente Danilo Medina, para lo cual ha dado instrucciones precisas el Ministro Gonzalo Castillo".

 

Asimismo, dijo que el Gobierno asumió un compromiso con los productores de vegetales de la zona, "que desde hace décadas venían reclamando esta carretera". 

 

Destacó que la carretera va a tener un impacto muy significativo en lo que es la economía de la zona y del país en su conjunto, "porque la gran cantidad de vegetales de producción de invernaderos estarán más cerca del Gran Santo Domingo y del Distrito Nacional, así como también de los mercados de la región del Cibao, acortando lo que es el tiempo de transporte". 

 

Pepín dijo que en la condición en que se encontraba la carretera, los productos agrícolas sufrían muchos daños cuando se les transportaba a los centros de distribución y expendio. "Pero con una vía totalmente construida, con un diseño de velocidad de unos 60 kilómetros por hora, ya esos productos van a llegar más frescos a lo que son los mercados". 

 

El funcionario estuvo acompañado del viceministro Enrique Lied, de Supervisión y Fiscalización de Obras, y César Bolívar Calcaño, supervisor general del MOPC, y Flavio Campos, representante de Odebrecht. 

 

Campos explicó que en la actualidad se trabaja en todo lo concerniente a las obras de arte, construcción de alcantarillas, de cajones, movimiento de tierra, drenaje, alcantarillas, cunetas, disipadores, estabilización de taludes, bordillos y contenes.

 

Agregó que la nueva carretera, de dos carriles (con una sección especial de 3.2 Km que tendrá 3 carriles), tendrá un ancho de carril de 3.30 metros, paseo de 1.20 metros y se le colocarán dos capas: una de 15 centímetros de sub-base granular, otra de 15 centímetros de base granular, y 7.5 de espesor de asfalto, "calculado de 1,500 vehículos por día, y 2,500 a 3 años". 

 

Asimismo, la ejecución de las obras de reconstrucción y mejoramiento de la carretera Piedra Blanca-Rancho Arriba comprende, la construcción de un elevado en el cruce de Piedra Blanca (en la autopista Duarte) con 670 metros de longitud; ampliación de la vía hasta un ancho de 9 metros; encauzamiento y protección ribereña del río Maimón; un puente de cajón en el arroyo Los Plátanos; construcción de una variante en la conexión con la autopista Duarte. 

 

En la actualidad, hay más de 1,100 personas trabajando en los distintos turnos, con el apoyo de 90 camiones-volteos y 86 equipos amarillos.

 

"En la parte técnica de la obra tenemos carriles de 3.30 metros y 1.20 metros de paseo; actualmente estamos trabajando en todo lo que es movimiento de tierra, como casi 900 mil metros cúbicos, y ya hemos cumplido con el 50% del total. Son casi 200 unidades de alcantarillas, cuatro pontones y dos puentes. En una carretera de montaña la vida útil disminuye mucho, por lo que el control de agua es de suma importancia para preservar la obra en buen estado", explicó. 

 

Campos explicó que uno de los principales retos del tramo en ejecución tiene que ver con el sostenimiento de los tardes en los cortes, debido a que la zona registra una alta pluviometría y geología diversa. "La protección de los taludes se realizará con la utilización combinada de mato sintético e hidrosiembra en taludes propensos a fallas de escorrentía y el uso de malla metálica y manto sintético en zonas de posibles desprendimientos de rocas", explicó.

 

En lo que respecta al sistema de drenaje, Odebrecht persigue una construcción que permita conducir las aguas adecuadamente para evitar las erosiones y garantizar la vida útil de la carretera. 

 

Campos indicó que la vida útil de la carretera es de 25 años, pero con un adecuado mantenimiento puede llegar a 50 años.

 

Noticias